Logo Empresa

Artículo

04 - Tú te movilizaste el verano pasado

26-06-2017 (136 visitas) | recretrust.com

  • sin-titulo-3-4.jpg
No dudaste ni un segundo en contagiar al de al lado. Transmitiste un mensaje en el que creías con fortaleza, en el que no dudabas, en el que tenías una respuesta muy clara.

Supiste buscar una estrategia, alimentarte de información de los que eran iguales que tú y pasaste al lado proactivo. Fueron momentos complicados, pero sabes que era necesario, que cualquiera de tus movimientos, aunque fueran infructuosos en un principio, podían tener su recompensa.

Obviaste aquellas voces negativas y focalizaste toda tu energía en el objetivo. No importaba si eran compañeros de trabajo, del bar, alguien a quién te encuentras por la calle o incluso si tenías que levantar el teléfono. Sabías que no estabas molestando, que se trataba de un mensaje que debía decirse: querías salvar al Recreativo, pero no tú sólo. Querías que todos lo hiciéramos.

En ocasiones veías barreras pero pronto te dabas cuenta de que podían saltarse sin mucho inconveniente cuando el objetivo estaba tan claro, cuando tú lo dejabas tan claro. Era entre la vida y la muerte, y de nada servía perderse en disputas engominadas de soberbia. El mensaje era empatizar con los demás, reavivar esa llama. Comenzaste esto porque te pidieron ayuda, y cuando tú tendiste la mano esperabas lo mismo.

La Casa Colón se convirtió en un cuartel general, en el lugar dónde echar las horas. Ese verano estuviste allí, ya sea llevando tu aportación económica o soportando un insufrible calor para recibirla y contabilizarla. El goteo de gente, de donaciones, fue constante. Te propusiste ser uno más, llegar a lucir el brazalete de Capitán del Decano fue un objetivo simbólico que dictaminaba la vida del Recreativo por encima de todo.

Con ese escenario, el drama que soportabas por evadir la muerte de tu club se convertía en momentos de inmensa alegría cuando alguien aceptaba ayudar junto a ti. La mirada de ilusión del que lucha por el mismo objetivo era tu motor, las charlas sobre qué hacer, o mirar cuánto falta, eran la rutina. Cada uno que se alistaba a tu capitanía o que aportaba como líbero de forma independiente, o que transmitía el mensaje, era una victoria tanto tuya como de todo el Recreativismo.

Te moviste. Ofreciste lo mejor de ti. Y por una suma de pequeños actos como los tuyos, Huelva salvó al Recreativo de la forma más magistral que tenía disponible. Antes de eso ofreciste tu mano para llevar nuestro verdadero escudo, para pasarlo a un compañero de grada igual que te lo había pasado a ti. Paseaste por la Ría pidiendo explicaciones y te agachaste, con tus amigos, con tu familia, con los demás aficionados, a festejar a gritos de “sha la la la la lá”. Todo es una serie de actos que convergían en ese verano del 2016.

Al final, el 30 de Junio se pudo pagar y el Decano seguía en Segunda División B. Habíamos salvado el ‘match ball’ más importante de los últimos años. Y aunque algunos digan que sin el dinero a última hora no pudimos hacer nada, tú sabes, con tu esfuerzo, con tu trabajo diario, que esas palabras, esos ánimos, esa atención, esa emoción creada en ti y que creaste en los demás desembocó en ello. Pusiste al Recreativo en la órbita nacional, demostraste que no merecía morir y que era de importancia suprema para Huelva.

Si te das cuenta, todo es gracias ti. A tu gesto, a tu amor por el Recreativo. No se basa tan sólo en acudir en un momento crítico, te das cuenta que siempre estás de parte del Decano, en el día a día. No sólo despertaste al hermano recreativista para ir a una manifestación o para dar dinero en la campaña, conseguiste que el color albiazul fuera el tema de conversación de cada día, que sufrieran a tu lado, que compartiéramos carga e ilusiones.

Como tú hay muchos más, lo sabes, los has sentido. Incluso los has activado tú. Y puedes seguir haciéndolo. Porque el Recreativo es de sus socios, es de su afición, es parte de ti. Y en el Trust del Recre seguimos necesitando tu mano, tu apoyo, tus ganas. Y hay hermanos recreativistas despiertos y otros esperando a despertar. Y seguir haciendo, cada día, que esto sea por ti, por nosotros, por todos los hermanos recreativistas.

Suscríbase a nuestro boletín
Le mantendremos informado de nuestras últimas novedades ¡¡no lo pase por alto!!.

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento.